Detalles del esclarecimiento de una estafa en Tostado, donde recuperaron mercadería valuada en $18.000

La Policía de Investigaciones (PDI) de Tostado logró esclarecer una estafa ocurrida en la ciudad, donde la víctima había sido una mujer mayor a quien otra persona de sexo femenino engañó falseando su identidad y se quedó con elementos de bijouterie y prendas, valuados en aproximadamente 18 mil pesos.

Todo comenzó en el mes de noviembre pasado cuando la estafadora acudió al domicilio de una mujer de edad avanzada, quien es vendedora mayorista de bijouterie, prendas de vestir, sábanas, entre otros elementos.

Allí le manifestó su interés por ser revendedora de dichos productos, llegaron a un acuerdo, y la mujer mayor le entregó un paño con cadenas, dijes, y también sábanas, ropa interior. El valor total de la mercadería alcazaba aproximadamente los 18 mil pesos. Firmando entre ambas un comprobante por la entrega de los elementos y el monto de los mismos.

Hasta allí todo parecía normal ya que respondía al habitual procedimiento que se hace en este tipo de negocios.

No obstante, comenzaron a pasar los días y la supuesta revendedora no acudía al domicilio de la mujer mayor a rendir cuentas por la mercadería.

Pasados dos meses y ante la ausencia y la falta de novedades, la vendedora mayorista acudió a una de las comisarías de Tostado a radicar la denuncia, relatando lo que había sucedido.

Ante la complejidad del caso, se determinó que el mismo pase a la PDI para su investigación, y en consecuencia el personal policial comenzó con las tareas para dar con la persona en cuestión.

Fue así que poco a poco comenzaron a hilvanar elementos de interés y de esclarecimiento, al punto tal de comprobar que la identidad, el DNI y el domicilio que la supuesta revendedora había colocado en el documento firmado cuando se le entregó la mercadería, eran falsos.

Al mismo tiempo, pudieron conocer la verdadera identidad y domicilio de la estafadora, y con esos datos solicitaron a la Fiscalía Regional una orden de allanamiento para la vivienda de la misma y también la de un familiar.

La fiscal Sonia Bustos libró la orden, y las medidas se realizaron esta semana en la ciudad: uno en barrio Güemes y el otro en barrio San Genaro.

Los operativos policiales dejaron saldo positivo, ya que lograron secuestrar casi la totalidad de los elementos en cuestión, los cuales fueron puestos a disposición de la Fiscalía y luego devueltos a la víctima. El hecho fue caratulado como estafa.

Comentarios