Oscar Belinetz: “Lo más importante es luchar por los sueños”

Oscar Belinetz ha vuelto al pueblo. Después de seis años sin pisar Villa Minetti, el joven futbolista profesional pasó unos días en su suelo natal, donde encontró todo lo que había dejado: familiares, amigos, afectos, reuniones y “hasta la canchita del frente de mi casa donde empezó todo”. Fueron días que de alguna manera le permitieron “volver a la infancia” y al mismo tiempo ayudaron “a cargar pilas para todo lo que viene”.

Fueron pocos días pero muy intensos. Ocupó las horas en recorrer cada uno de los lugares que nunca dejó de tener presentes, disfrutó momentos con amigos, saludó a cuanto vecino lo paró en la calle para brindarle un afectuoso saludo, y hasta se dio el lujo de jugar al fútbol bajo la lluvia.

“Es muy lindo encontrar amigos y gente que siempre me apoya, me sigue, y me hacen sentir cerca. Eso me hace muy bien y me da muchas fuerzas. Por eso siempre trato de dejar el nombre de Villa Minetti bien arriba, y de alguna manera devolver, con lo que puedo, todo lo que el pueblo siempre me dio”, resalta.

El joven delantero que inició su carrera profesional en Colón de Santa Fe, donde sumó minutos en el equipo de primera división, finalizó este 2018 en Puerto Quito de Ecuador, institución que milita en la segunda categoría del fútbol de ese país.

Esa experiencia, la primera en el exterior para Oscar, “fue muy positiva en lo futbolístico porque metí muchos goles y pudimos pelear el torneo siendo el equipo de menor presupuesto”.

Ahora, los días de descanso sirven para analizar el futuro, que ofrece un panorama con varias chances, entre ellas “alguna otra posibilidad en el extranjero”. En este sentido, reconoce que “la idea es ver que conviene a mi carrera. Ahora estoy enfocado en lo futbolístico”.

De chico o de grande, amateur o profesional, en el país o en el extranjero, para Oscar el fútbol no solo es un deporte. Es la posibilidad de acumular experiencias que van haciendo conocer a personas. “Eso es lo lindo del fútbol: lo que te deja. Hoy puedo decir que tengo un amigo en cada provincia. Y uno toma experiencia de todo y de todos”.

Con sus jóvenes 24 años cargados de experiencias y llenos de ganas de seguir apostando a futuro, “sigo siendo el mismo de siempre”. Es el fútbol su herramienta, esa que permite “llegar lejos si uno se esmera y sacrifica”.

Fue a los 13 años cuando decidió apostar a este deporte y dejar Villa Minetti para dedicarse de lleno. En el medio, muchas cosas. Entre ellas, “perder a mi viejo” o no estar en fechas importantes junto a familiares y amigos.

Por ese entonces, cuando le tocó tomar la decisión, pensó: “lo mío era quedarme en la gomería de mi papá o luchar por mis sueños. Y lo más importante es luchar por los sueños, y en mi caso es el fútbol, que es lo que amo. Eso te llena más que cualquier otra cosa”.

Oscar Belinetz ha vuelto al pueblo. Visitó su gente, recorrió lugares, compartió experiencias y cargó energías. De alguna manera regresó al sitio del que nunca se fue, más allá de la distancia. Estuvo en la canchita “donde empezó todo” cuando de niño pateaba la pelota con sus amigos, y volvió a hacerlo juntos a ellos para rebobinar el tiempo y recordar que “lo más importante es luchar por los sueños”.

Comentarios